Ideas para reciclar botellas de plástico en jardinería

El reciclaje de botellas de plástico suele tener altas dosis de creatividad, pero sobre todo, casi siempre resulta tremendamente práctico.

Fuente de creatividad e inspiración, las sencillas botellas de plástico pueden convertirse en juguetes, macetas, objetos decorativos, jardines verticales, monederos, cajitas de regalo y hasta en un comedero para pájaros silvestres.

Ya sean de plástico más o menos duro, blanco, transparente, verdosas o de cualquier otro color, las botellas de plástico tienen grandes posibilidades de reutilización con un reciclaje sencillo.

Macetas y jardines

Podemos convertir una botella en una maceta, por ejemplo, cortándola por la mitad.

Cualquiera de sus dos mitades sirve para plantar una pequeña planta, si bien la parte superior será difícil de apoyar, por lo que quedará perfecta colgada en la pared.

Si lo preferimos, es posible conservar la botella entera y hacerle una ventanita en la parte central, pudiendo apoyarla en una superficie plana como el suelo o una estantería o, por qué no, colgarla del techo o de la pared junto con otras muchas y construir un bonito jardín vertical.

Fuente: https://manualidadesparahacerencasa.com/

Imagen de Silas Camargo Silão en Pixabay

Un reciclaje muy original consiste en aprovechar la mitad superior o la botella entera para conseguir un sistema de autorriego.

Para realizarlo llenaremos la botella de agua y taparemos la boca con el mismo tapón agujereado o con una piedra y tela de algodón sujeta con una goma, para finalmente enterrarla ligeramente inclinada cerca de las raíces en una maceta convencional o, por qué no, reciclada con botellas de plástico.

Si no queremos que la botella moleste en la maceta, otra opción es introducir un cordel en una botella llena de agua y hacerlo llegar hasta la tierra para que la planta absorba el agua que precise. Y, en todo caso, siempre que utilicemos una botella de plástico u otros materiales para convertirlos en maceta no olvidemos hacer agujeros para que pueda drenar y no acaben pudriéndose las raíces.

Las botellas de plástico duro agujereadas y luego aplicadas a la boca de la manguera, sujetándolas fuertemente, a ser posible con cinta adhesiva que resista el agua nos permite obtener un mecanismo de riego por aspersión casero pero muy eficaz.

Imagen – Grandmaideas.com

Sistema de comentarios cerrado